FdC Noticias: Entrevista a la directora de cine Patricia Delso Lucas

Directora de cine madrileña, afincada en Bruselas. Acaba de recibir el premio a mejor dirección en el FICIMAD (Festival Internacional de Cine independiente de Madrid) por su cortometraje «For I am dead». Ha escrito, dirigido y/o rodado películas en Madrid, Barcelona, ​​Canarias, Edimburgo, Londres, Nueva York, Berlín, Praga, Bélgica y Quebec.

Fuente: www.patriciadelsolucas.com

Entrevistamos a Patricia Delso Lucas, Directora de cine madrileña, formada en España, Escocia y Estados Unidos y afincada en Bélgica desde 2013. Ha escrito, dirigido y/o rodado unos 20 cortometrajes y se encuentra actualmente en fase de escritura de su primer largometraje.

«Me fascina el arte de la narración audiovisual y el poder expresivo de la luz y la sombra. Entiendo el cine como un lenguaje propio, con su vocabulario, gramática, comas y puntos.» (Patricia Delso Lucas)

¿Cómo llegaste a la profesión de directora de cine? 

Tengo una trayectoria un poco inusual. Es verdad que yo siempre quise ser escritora, directora de cine y dedicarme al cine, pero cuando buscaba como formarme en Madrid (soy madrileña), digamos que mis recursos económicos no me permitían estudiar cine, entonces hice ingeniería de telecomunicación. Esa fue mi primera carrera, con la esperanza de que en algún momento me cambiaría la vida hacia otro lado y así fue. 

Luego de terminar la carrera, conseguí estabilizarme económicamente, lo que me permitió más adelante estudiar Comunicación Audiovisual en Madrid. Después me dieron una beca para hacer un Máster en dirección de cine en Escocia. Luego otra beca para ir a Nueva York durante un mes a estudiar guion y a Los Ángeles para estudiar dirección de fotografía. Estudié también en El Instituto de Cine de Madrid, donde hice mi primera película, un documental-ensayo en el año 2007. 

Pero luego que terminé de formarme me dije ¿y ahora qué hago? Entonces simplemente no me lo pensé, me puse a hacer películas, cortometrajes (todavía no he hecho ningún largometraje), con cualquier medio, de cualquier forma, con cualquier colaborador, con cualquier presupuesto. Y llevo ya 15 años haciendo esto.

Lo mío ha sido una trayectoria de empeño, de decir yo quiero ser directora de cine, voy a serlo como sea y lo he ido haciendo y haciendo y así llevo hecho unos 20 cortometrajes. Aunque he estudiado cine, considero que realmente puedo llamarme cineasta a base de hacer películas.

¿Qué director de cine es el que más te inspira?

Tengo bastantes, no puedo decirte uno, pero más que directores, lo que tengo sobre todo son películas en particular de ciertos directores. Mi máster en dirección, en el momento en que yo empezaba a hacer películas, era de cine documental creativo y cine experimental. Nada que ver con la ficción que hago ahora, pero yo creo que la ficción que hago ahora “bebe” de aquello, porque mis ficciones no son muy tradicionales. 

Por la parte de ficción en aquel entonces estaba obsesionada con la nouvelle vague, en particular con Godard. Me encantaba romper todas las formas. 

Por la parte documental, con Chris Marker, que hizo este documental tan maravilloso: “Sans soleil”.

Esas fueron mis dos primeras referencias, que me volaron tanto la cabeza cuando las vi que dije, yo quiero hacer esto. Ahí empezó mi inspiración. 

Luego más adelante, vino a sumarse Andréi Tarkovski, en concreto, su película The Mirror, que la he visto como 10 veces.

Así descubrí que lo realmente a mí me dijo “Quiero ser cineasta”, son todas estas formas cinematográficas diferentes que rompen las normas, cine más poético, cine más de ensayo, de experimentación, de juego con el lenguaje formal.

Otro ejemplo de inspiración para mí es Béla Tarr, con su película “Damnation” en la que hace como él hace siempre, dos o tres horas de película en las que nadie habla, son planos secuencia larguísimos y de golpe hay una conversación existencial de quince minutos entre dos personajes sobre el sentido de la vida y del amor y la muerte. 

No es que yo haya llegado a lograr esto todavía, pero trato siempre de salirme un poco del marco del paradigma habitual. Es lo que más me motiva.

¿Cuál ha sido el desafío más grande que has tenido que afrontar en tu carrera de cineasta? 

Sin ninguna duda: Ganarse la vida de ello. Esto es lo más difícil. Esta es la parte más pragmática, luego te diré la parte más poética.

Es realmente muy complicado ganarse la vida o incluso financiar los proyectos. Hay que estar batallando constantemente y muchas veces me he planteado si sigo o no sigo, porque es muy caro hacer cine. Entonces, esta batalla constante, que no tiene nada que ver con el arte ni con el cine ni con todas las cosas que nos llevan a hacer y a ver cine, es muy desmotivadora. Pero bueno, yo sigo ahí luchando hasta que pueda. 

Y luego, a nivel de desafío artístico, diría la dirección de equipos. A mí me encanta por ejemplo la dirección de actores y trabajar con actores, que, aunque tiene su desafío el conseguir la actuación que deseas, el disfrute es tal que ya casi no lo veo como desafío, sino que es como casi un juego entre todos.  

Pero como desafío realmente de decir, si esto sale mal nos quedamos sin película, es la gestión del equipo, del equipo técnico, del equipo creativo. Yo entiendo que la película puede salir adelante, simplemente cada uno haciendo su papel, ya sean los actores, ya sea el equipo técnico, pero a mí como me gusta rodar, es creando un entorno muy íntimo en el que todo el mundo siente que participa, en el que vives casi la película mientras la ruedas, y por eso suelo trabajar también con menos gente de la que debería trabajar, aparte de por presupuesto, claro. 

Me gusta crear esa atmósfera en el rodaje y hasta ahora, me ha salido bien, pero cada vez es un desafío porque cada vez trabajas con gente nueva y no sabes si vas a lograr esa atmósfera en el set.  Yo creo un 200% que lo que has vivido durante el rodaje se transpira en la película, se ve en las imágenes. No tengo ningún argumento lógico para apoyar mi teoría, solo mi experiencia empírica.

¿Cómo trabajas con los actores para lograr esos matices que quieres ver en tus personajes en la pantalla? 

Pues hay una mezcla de muchas cosas. Ahí tengo que mencionar obviamente los talleres de Dirección de actores de Beatriz Flores Silva, con la que he estado trabajando unos 3 años. Siempre construyo el universo emocional con ellos, el bagaje que lleva, su motivación, etc, eso sería una parte. 

Luego, creo que la parte esencial, al margen del método que se utilice, es que empecé haciendo cine documental. Allí trabajas con personas reales, que no puedes dirigirlas con un método y por eso naturalmente he desarrollado una empatía con las personas que trató de aplicar a mis personajes; yo entiendo a mis personajes y a mis actores, como personas, con deseos, con el texto, con el subtexto. 

Un personaje para mí es como un iceberg. Tiene una parte que te deja ver, qué es lo que está escrito en el guión y hay otra parte inmensa que no te deja ver, y eso es lo que yo trato de construir con la mirada, con la elección de planos, con los silencios. 

Lo que hago es darle un montón de herramientas al actor: ¿Por qué haces esto? ¿Cómo has llegado a este punto? ¿Qué es lo que quiere tu personaje? ¿Qué es lo que le ha roto el corazón? ¿Qué es lo que le sacaría de esta situación? … Construimos una historia que es inmensamente más grande que la que vemos en pantalla, pero no le dejo que hable de ello, se tiene que limitar solo a lo que hay escrito, a la acción que tiene. Todo lo que hay detrás es un trabajo que hacemos en conjunto, que es mucho más profundo y que creo que así es como funcionamos las personas. Lo que sabemos los unos de los otros es tan poco, y en cambio lo que hay por dentro es tantísimo, cada uno con todo su universo de cosas que dice, que no dice; y así trato de afrontar los personajes como si fueran personas y desarrollar una empatía con ellos como si fuera alguien que yo conozco y que quiero. Amo a todos mis personajes, los buenos y los malos.

Leyenda: Patricia dirigiendo a sus actores en el cortometraje «For I am dead»

Tu último cortometraje “For I am Dead” lleva unos 100 premios ganados en festivales, ¿te lo esperabas?

Para nada, he tenido mucha suerte. Para esta película he contado con un productor asociado que es el protagonista, Al Nazemian, que vive en Nueva York, y que es una persona que, aparte de ser actor y productor, es una especie de mecenas; él cuando encuentra alguien, un director, ya sea de cine o teatro, cuyo trabajo ama realmente, se vuelca por apoyarlo y por darle la mayor visibilidad y promocionar y distribuir. Yo he tenido la suerte que él ha querido colaborar conmigo, que le ha gustado el resultado, entonces, me está ayudando y está haciendo él prácticamente toda la promoción y distribución y creo que, si el corto tiene tanto éxito, – a ver que no creo que den premios a una película si no consideran que lo merece -, pero creo que gran parte es por el trabajo que está poniendo detrás de contactar, de promocionar, de distribuir, de hacer que se vea, de pedir feedback. 

Al final de boca a boca, la gente se entera y empieza a propagarse como una plaga, que ya te lo piden de un festival, te lo piden de otro y luego entre ellos hablan, y también se lo distribuyen entre ellos.

¿Cómo surgió la idea de “For I am Dead” y cómo fue el proceso desde que esa idea surgió hasta que lo hicieron realidad? 

El origen fue cuando conocí a Al, el actor principal. Yo estaba en Estados Unidos en Maine Media workshops, una escuela que hace talleres intensivos de cine, fotografía, escritura, etcétera, estuve allí 2 semanas haciendo un taller en iluminación, porque como me interesa mucho el lenguaje del cine, siempre quiero saber de todo lo que puedo y porque soy directora de fotografía también me interesaba. 

Al Nazemian era uno de los actores contratado para los ejercicios y congeniamos muy bien, lleva más de 20 años dedicándose a esto en Nueva York y le gustó tanto mi trabajo y mi energía, que me dijo: “si me escribes un papel, yo vengo a Europa y lo ruedo contigo”. Y yo, venga, vale. Como ya lo había visto actuar, le hice el casting al revés. Primero el actor y luego escribo. 

Cuando volví estuve unos 3 meses haciendo mis notas, buscando referencias, mi moodboard, leyendo literatura victoriana, pero no me salía un guión. 

Patricia recibiendo el premio "Sombrero de oro de Mambrino" en el Festival FICIMAD, Madrid.

Y una noche, lo voy a recordar siempre, a las 4:00h de la mañana, soñé la película, de principio a fin. Agarré el ordenador, me puse a escribir hasta las 7:00h de la mañana que amanecía y ese fue el primer borrador. 

Creo que en los elementos que hay en el guión está el hecho de que estaba leyendo Edgar Alan Poe, Oscar Wilde, buscando referencias cinematográficas como Barry LyndonEntrevista con el vampiro…entonces es como que todo eso se juntó en mi subconsciente y eso hizo que soñara la película como es, con una ambientación muy gótica, misteriosa, no era la intención inicial, pero decidí ejecutarla como la soñé.

Luego vino la preproducción que la ejecuté de forma mucho más pragmática, buscar localizaciones, a los otros actores, y en eso tengo mucha suerte, porque como ya tengo bastantes cortos detrás, conozco mucha gente con la que me gusta trabajar y que les gusta trabajar conmigo. Para “For I am dead”, coincidió que justo había conocido en Los Ángeles, en otro taller, a la directora de fotografía, Dominika, que es maravillosa y le hablé de esta idea, y no se lo pensó dos veces y se vino desde Polonia. 

Luego fui negociando el material de cámara, las luces, la mansión donde rodamos, el vestuario de época, impecablemente diseñado por Miguel Peñaranda Olmeda, que es pura elegancia, y con piezas adicionales prestadas por Mary Wiklander, vestuarista de una compañía de teatro con la que suelo trabajar… Fue un proceso de pedir favores y de que la gente que quería trabajar en el proyecto aceptó lo poco que les podía pagar. Desde que lo soñé al rodaje pasaron unos 8 meses. El rodaje duró cuatro días intensivos con jornadas de 16 – 18 horas. 

La postproducción llevó otro año y medio. Muchísimo tiempo, pero hay que tener en cuenta que como tenía un presupuesto muy limitado, dependo de que la gente esté disponible. Pero no quería sacrificar la calidad: la postproducción de color la hicimos en Polonia con uno de los coloristas habituales de Dominika, Szymon Obrostek, pero solo podía hacerlo cuando el estudio estaba libre; el diseño de sonido con David Ferral, cuando él podía porque es muy bueno y está muy ocupado. Y también la música con Tom Bourgeois y Fil Caporali, que son dos músicos de jazz, y además Tom es compositor para cine y tienen un estilo que tiene sello. 

Cuando trabajas con gente buena y no puedes pagarles lo que merecen, lleva tiempo.  Es como dicen del trinomio de “Bueno, Barato, rápido” que no puedes tener los tres a la vez y que hay que sacrificar uno. Tengo la suerte y les agradezco que ellos buscaran el tiempo para dedicarse al proyecto, sin sacrificar calidad y el precio a pagar fue que hubo una postproducción larga y no me arrepiento porque siempre voy a priorizar calidad por encima de todo.

¿A nivel financiación, obtuviste alguna ayuda externa? 

Nada y esta es la última vez que lo hago. Voy a montar ahora una productora en Bélgica. Se sufre tanto para que te financien, que con esta película tenía dos opciones: una era esperar a pasar por los trámites habituales y a saber si la puedo hacer, y la otra era hacer la película, porque Al me decía también que venía ahora. Así que me lancé a la piscina, con los medios que tenía y la pagué con el presupuesto que tenía para dedicar a esto, pero se sufre mucho a todos los niveles y eso no quiero volver a hacerlo. 

Aunque esta película ha sido el resultado del amor y el esfuerzo y el talento de mucha gente, no quiero tener que volver a financiar otro proyecto sola, es demasiado duro.

¿Si pudieras volver atrás hay algo harías de forma diferente? 

Tendría un productor. Porque en este último proyecto, he hecho el guión, la dirección, la producción, de asistente de dirección también porque se me cayó a último momento y ya no tenía con quién reemplazar…Es demasiado. Entonces, para otra vez tendría un productor porque como se dice en inglés son “demasiados sombreros para llevar uno mismo”. Tendría un productor no por hacerme la vida a mí más fácil, sino porque el equipo, los actores tuvieron que hacer más de lo que tendrían. Normalmente un actor tiene solo que actuar, pero como teníamos las condiciones que teníamos, pues los actores hicieron de todo, maquillaje, catering, vestuario y estar pendiente de las velas, porque filmamos muchas escenas de noche y como se cayeran en la mansión de madera era un peligro. No tenía otra opción de hacerlo así, entonces con un productor con quien pudiéramos colaborar estas cosas no pasarían porque tendríamos muchos más recursos y cada uno podría hacer el rol que tiene que hacer. 

¿Estás trabajando en un nuevo proyecto? 

Sí, acabo de terminar el primer borrador de mi primer largometraje. 116 páginas de primer borrador que no está mal. Es en español. Es una historia que pasa en España, vuelvo a mis orígenes, que llevo ya muchos años fuera haciendo cosas en inglés, en francés, en otros idiomas y ahora como que tengo la necesidad de un poco reconciliarme con mis orígenes y recuperar mi tierra y mi lengua y las historias españolas. Y pues ahí estoy, lo tengo que financiar en condiciones, eso no puedo hacerlo sola. 

Eso es por un lado y por otro lado tengo otro cortometraje que también pasa en España y también en español, que estuvo seleccionado el año pasado en el concurso de guión del Festival de cortometrajes de Bruselas. Es un plano secuencia de 15 minutos, bastante complicado, en un pueblo en la nieve con niños y lobos. Muy complejo, con gran nivel técnico. Es una historia inspirada en una anécdota de infancia de mi madre, en un pequeño pueblito de Soria. Es muy personal y ese sería mi proyecto de cortometraje.

¿Qué consejo le darías a directores que están lanzando su carrera? 

Te voy a decir lo que me diría yo a mí misma cuando empezaba. Yo me hubiera dicho a mí misma: “Haz la película que tú quieres hacer y olvídate de lo que te digan los demás y si te dicen que no puedes hacerla, busca la manera y hazla porque lo puedes lograr y hay muchas maneras de contar, no lo olvides.” 

Link a su página web

Link a su IMDB / Link a su instagram

Por Natalia Garrido

Fuente: www.patriciadelsolucas.com

Related Posts