FdC Noticias: Psicópatas en el audiovisual

Por Assumpta Serna y Scott Cleverdon

Norman Bates // Psycho (1998) – Alfred Hitchcock

¿Qué es un psicópata?

Una mala persona. Para entendernos. 

Un psiquiatra americano, Harvey Cleckley (1941) definió a un psicópata en su obra como “la máscara de la cordura”.  El diagnóstico de esta enfermedad es el TAP (Transtorno antisocial de la personalidad)Según Robert Hare,(Canadá) quien creó la escala revisada de valoración de la Psicopatía (PCL) en 1991, un psicópata es un depredador de todas las personas que toman contacto con él. 

Emplea el encanto personal, la manipulación, la intimidación, el engaño, violencia y a veces la tortura psicológica para controlar a los demás y satisfacer su egoísmo. El trato humano no está en su ADN.

CÓMO reconocer a un psicópata?

  1. Agresión desproporcionada a la acción cometida
  2. Sabotaje al trabajo de los demás
  3. Tiene la libertad de apropiarse de lo que desea sin reparar en la ética y sin sentir el menor arrepentimiento. 
  4. Estafa y miente a veces por placer.
  5. Respeta el poder pero planifica cómo manipularlo. 
  6. Es narcisista
  7. Sentido desmesurado de su autovalía.
  8. Tortura psicológicamente a sus empleados
  9. Es déspota en trabajo en grupo
  10. Tiene una personalidad anti-social, que se manifiesta en episodios violentos, violaciones persistentes de normas sociales y éticas y que acaba la mayoría de las veces con denuncias en el juzgado. 
  11. Tiene objetivos desmesurados, delirios de grandeza, hábitos de grandiosidad personal y le gusta aparentar que tiene poder sobre la situación y las personas 
  12. Son maníacos y obsesivos. 

Virtudes de un psicópata:

Es una enfermedad por la que se puede funcionar “perfectamente” en un ambiente de trabajo, por la aceptación de conductas del resto del lugar de trabajo o de la familia. Se les ha denominado psicópatas de éxito, o “psicópatas de negocio” porque sus virtudes parecen ser copiadas de un manual de éxito en el negocio.

La mente de un psicópata es clara, es inteligente y es cultivado. Posee mucha información de los demás.  No sabe lo que es el remordimiento. A veces en la sociedad, vemos el remordimiento de nuestras acciones dépotas como una debilidad. Como un fin que justifica los medios. 

El psicópata se reconoce porque no entiende los sentimientos humanos como la empatía, actitud que es vista en algunas escuelas de “Business” también como una debilidad. Considera la empatía como un comportamiento “subjetivo”, no objetivo, dañino para las decisiones, que según el psicópata, han de ser frías, calculadoras y desprovistas de humanidad.

Sus virtudes que le hacen tener un éxito inicial, hace que sea:

  1. Resiliente ante el estrés
  2. Hiperactivo. Trabaja mucho, obsesivamente.
  3. Busca explotar a los demás, sin amor hacia el trabajador.
  4. Acostumbra a abrirse con pocos y cuando se abren a él, tiene que “matar” al mejor amigo.
  5. Búsqueda de sensaciones que le lleva a situaciones al límite
  6. No tiene ansiedad. Vive bien y duerme bien. 
  7. Falta de remordimiento. Los principios morales no existen.
  8. No tiene miedo. Puede hacerlo todo. Sus objetivos no tienen barreras
  9. Planea acciones con un objetivo depredador.
  10. Es mentiroso. Muchos psiquiatras han sido engañados por ellos.
  11. Se reconoce porque sus sentimientos y su temperamento son extraños.
  12. Se siente seguro de su impunidad, con lo que arriesga sin mesura.
  13. No sabe sonreír, parece que nos regale una máscara.
  14. incapacitado para conducirse con decencia, es amoral en los diferentes asuntos de la vida. 
  15. Tiene una irresponsabilidad persistente.
Hannibal Lecter // Silence of the lambs (1991) – Jonathan Demme

El psicópata puede ser permeable a otros abusos y trastornos: fobias, obsesiones y tiene un comportamiento extraño en todo lo íntimo. Sus facultades de afecto están dañadas. No es capaz de profundizar en las relaciones que establece. Tiene una conducta sexual promiscua. El psicópata pretende establecer un juego descompasado asimétrico y nunca formulado explícitamente: “Yo te puedo tocar a tí, pero tú no me puedes tocar a mí.” 

Si nos negamos a seguirlo, nos defendemos de sus tácticas manipuladoras,  podemos llegar a destruir su manipulación. Este juego puede acarrearnos mucho trabajo y dedicación, incapacitándonos para hacer bien nuestro propio trabajo.

No sabemos todavía de dónde procede la fuerza de su actitud psicópata. Solo se puede medir por el número de delitos y conductas antisociales. Parece que hay lesiones fáciles de observar clínicamente en el lóbulo frontal. Pero no tenemos, a día de hoy, una cura o solución a su problema. Sus lesiones son las mismas que las detectadas en el cerebro en algunos deportistas del fútbol americano.

Cómo reducir el impacto de personas psicópatas: 

Descubrir su juego manipulador desde el principio. Si logramos introducir algunas conductas en la relación que le desconcierte, y que se sienta que no va a poder controlarnos, sus víctimas tenemos mucho terreno ganado.

Hay que desconfiar de aquella persona que es muy sociable y que en su vida privada es aislada y desordenada. Hay que tomar determinadas medidas de seguridad profesional y personal. Lo mejor es alejarse. No podemos redimirles con razonamientos, con cariño, con ejemplos… No sirve. 

Quizás lo único que sirve es un mecanismo preventivo, estudiar al psicópata para poder reconocerle más rápido. A los actores y escritores, les sirve de modelo para denunciar actitudes en algún personaje. Los beneficios económicos y el “éxito” de sus negocios pueden ser altos, por una época, a veces larga, y depende de la sociedad el parar sus actividades, que no tienen freno ni tamiz moral ni ético. Y esperar que algún día los psiquiatras descubran una cura…

La sociedad es responsable si las personas que entramos en contacto con él callamos, si le dejamos seguir mintiendo, si dejamos que ocurran actitudes así en sus trabajos, en nuestra empresa o colectivo… La sociedad, las entidades, las personas, no deberían proporcionar ningún beneficio a quien es psicópata. 

En el caso del sector audiovisual, debería haber un observatorio ético que bajo repetidas actitudes en el lugar de rodaje (despidos sin razón, actitud déspota, falta de pago, negocios sucios, blanqueo de dinero), debería informar a los organismos y entidades oficiales para que no les dieran subvenciones, compraran sus productos o tuvieran su entrada en los círculos del sector. 

Es una corresponsabilidad de todos hacer un colectivo más digno, una familia equilibrada y sin manipulación. Un psicópata destroza emocionalmente a personas, parejas, hijos, familias (violencia entre padres e hijos), familiares, negocios, generando relaciones tóxicas. 

Además una persona psicópata se convierte en pública rápidamente. Su “éxito” como productor, director, actor, o técnico psicópata, tiene una reputación de “genio” en los negocios. Pero si alguno de ellos tiene estas actitudes en un set de rodaje, pudre todo el contexto en el que trabaja. Un psicópata genera un ambiente degenerativo, donde todos buscarán su propio beneficio. Como acostumbra estar en puestos de decisión y usa su bravuconería, puede llegar a tener una consideración social de “listo”. 

Puede tener “éxito” en los medios, en la prensa, por su arrojo y falta de escrúpulos. Acostumbran a desprestigiar la empresa, al sector e influye negativamente en el colectivo si dejamos que el psicópata siga teniendo éxito en su negocio, si le apoyamos a construir proyectos con dinero o con nuestro propio trabajo. 

Por ahora, pensamos, la única solución es alejarnos de la influencia de estas personas. Estar convencidos que es posible crear ambientes de trabajo donde la persona esté en el centro, donde cuidemos sin manipular a las personas que trabajan con nosotros. No aceptemos en nuestro lugar de trabajo a psicópatas. Busquemos trabajar con personas que no manipulan ni agreden, para tener éxito como trabajador, como colectivo, si queremos tener espectadores en nuestro cine, en nuestra Televisión. Generemos confianza y seamos éticos.

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Mi jefe es un psicópata de Iñaki Piñuel
  2. Sobreviviendo a una Psicópata: «Ojalá nunca hubiera tenido que escribir este libro» – Basado en hechos reales
  3. La psicopatía en el siglo XXI : Apuntes para la reflexión (Criminología y Justicia nº 3) Versión Kindlle (Amazon) de Jose Luis Alba Robles
  4. Fotografías: https://www.mundopeliculas.tv/2017/10/21/los-grandes-psicopatas-del-cine

Related Posts